10 razones para comer chocolates sin culpa

Morelia, Michoacán a 17 de marzo 2019.- Aunque el chocolate es uno de los alimentos que a más personas le gustan en el mundo, muchos mitos lo rodean. Hay quienes lo consideran un “alimento prohibido” a la hora de hacer dieta, o poco saludable; pero hay razones que argumentan todo lo contrario.

La diferencia hay que buscarla en el tipo de chocolate que elegimos consumir. La mayoría contienen grandes cantidades de azúcares, grasas saturadas, saborizantes o aromatizantes artificiales que le restan al chocolate la mayoría de sus cualidades naturales. Por eso, lo más importante es que, si te gusta este alimento, elijas su versión más pura y saludable, con alto porcentaje de cacao, y preferentemente orgánico.

De esta manera, podrás aprovechar no sólo su irresistible sabor, sino también sus múltiples beneficios. Conoce 10 de ellos y deja atrás la culpa de comer un poco de chocolate amargo cuando te apetece.

Protege el corazón

El consumo regular de chocolate tiene un efecto vasodilatador, haciendo que la presión arterial disminuya.

Mejora el humor

El chocolate contiene triptófano, un aminoácido que el cerebro utiliza para producir serotonina, el neurotransmisor conocido como la “hormona de la felicidad”.

Aporta fibra

Una barra de 100 gramos de chocolate de alto porcentaje de cacao aporta alrededor de 11 gramos de fibra, ayudando al cuerpo a controlar el colesterol, cuidar el tracto digestivo y aportar saciedad.

Posee antioxidantes naturales

El chocolate amargo posee flavonoides, antioxidantes naturales que regulan la respuesta inflamatoria de los vasos sanguíneos y controlan la presión arterial. Además, previenen el envejecimiento celular y los procesos degenerativos.

Mejora la piel

Al contener antioxidantes, el chocolate ayuda a regenerar la piel, a suavizarla, y a reducir su inflamación.

Reduce el estrés

Al generar una sensación de bienestar y mejorar el humor, el chocolate es un antidepresivo natural. Consumido de forma medida y de buena calidad, reduce el estrés y calma la ansiedad.

Mejora la memoria

El chocolate estimula la circulación sanguínea en el área del cerebro que promueve la memoria. Además, contiene teobromina, un alcaloide que estimula el sistema nervioso como lo hace la cafeína; actuando como un estimulante que ayuda a la concentración.

Previene enfermedades

Al contener tantos antioxidantes como los polifenoles o los flavonoides, el chocolate ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, reducir el colesterol y bajar la presión sanguínea.

No produce caries

Un chocolate de buena calidad, con un alto contenido de cacao, contiene muy pocos azúcares, y por ende no produce las condiciones necesarias para que se desarrollen caries.

Aporta magnesio

El cacao es rico en magnesio, por eso ayuda a fortalecer la musculatura y brindar un aporte energético ideal para deportistas.