Santander prevé golpe de 1,500 mde en su filial británica por Brexit

México a 29 de septiembre de 2019.- El Banco Santander admite un “golpe” de mil 500 millones de euros en su filial británica por la incertidumbre provocada por el Brexit y por un cambio regulatorio que obliga a las entidades a separar el negocio de banca minorista del de banca de inversión.

La entidad dotará esta cantidad, y aunque mantiene que tendrá impacto en el beneficio atribuido, no afectará al resultado ordinario del grupo ni al valor contable tangible por acción. El banco aprobó el primer dividendo a cargo de los resultados de 2019.

El grupo que encabeza Ana Botín comunicó el martes que el cambio normativo ha supuesto un aumento de activos en la sucursal de Londres de 40 mil millones de euros (de los cuales 25 mil millones son de un traspaso inicial de activos desde la filial británica), así como un incremento de los costos al duplicarse algunas funciones, lo que a su vez ha dado lugar a una disminución en la capacidad de generación de beneficios de Santander en Reino Unido, reconoció a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España.

Dividendo. Tras este impacto, el grupo quiso dejar claro que no afectará al dividendo. El consejo de administración ha aprobado el primer dividendo con cargo a los resultados de 2019 por un importe total de 0.10 euros por acción, que se abonará íntegramente en efectivo a partir del 1 de noviembre.

El importe es igual al que se pagó hace un año entre agosto (0.065 euros) y noviembre (0.035 euros).

Como se anunció en 2018, desde este año los accionistas de la entidad recibirán el dividendo en dos pagos en lugar de los cuatro que percibían hasta ahora. El último día de negociación de la acción con derecho al cobro de dicho dividendo será el 29 de octubre y cotizará ya ex-dividendo el 30 de octubre.

Nuevos nombramientos. La entidad que preside Ana Botín también ha propuesto la incorporación de Pamela Walkden al consejo como consejera independiente. Walkden, banquera británica, se incorporará tras una larga carrera en el sector financiero.

Santander también anunció que el consejo ha aprobado la designación de Marjolein van Hellemondt-Gerdingh como responsable de Cumplimiento del grupo, que se hará efectivo una vez que se obtengan las aprobaciones regulatorias.

Hellemondt-Gerdingh, que reportará a Keiran Foad, responsable de Riesgos, sustituye a Mónica López-Monís, nombrada responsable global de Asuntos Regulatorios.

Con información de Vanguardia