8 lugares para visitar en Michoacán

0
111

Morelia, Michoacán a 8 de marzo.- Michoacán puede resumirse fácilmente en una palabra: Magia. No solo por su gran belleza sino porque es el estado con más Pueblos Mágicos de todo México. En su haber tiene grandes costumbres y cultura, una deliciosa gastronomía y paisajes que a cualquiera enamoran, es por eso que aquí te damos a conocer un poco sobre cada uno de ellos.

1. Pátzcuaro

Este bello poblado se encuentra a sólo 40 minutos de Morelia, su historia se remonta al Siglo XIV, aquí está localizada la segunda plaza colonial más grande de México. Pátzcuaro era el lugar de recreo para la nobleza en tiempos de los reyes purépechas, también sitio de adoración religiosa; se dice que ahí estaba la puerta al cielo por donde descendían y subían los dioses.

Hoy en día los visitantes disfrutan de caminar por la plaza rodeada de altos árboles o entre las calles mientras admiran los edificios de color blanco que contrasta con el rojo de los tejados, visitando las iglesias y los sitios más emblemáticos de este pueblo mágico. De entre sus delicias se encuentran los deliciosos charales fritos, unas corundas o un pescado blanco del Lago de Pátzcuaro que es tan famoso y ¿por qué no? Probar la peculiar nieve de pasta.

Un paseo por el mercado de artesanías te encantara y te dejara maravillado con el gran trabajo de los artesanos. Tradiciones locales como el día de muertos y la Pirekua son Patrimonio Nacional de la Humanidad por la UNESCO. No hay razón para no visitar Pátzcuaro y dejarte sorprender por todo lo que tiene para quienes lo visitan, es un lugar que fácilmente te envolverá con su magia.

2. Caleta de Campos

Caleta de Campos se localiza a 8 km al oeste de la Manzanilla, siguiendo por la carretera No. 209. Esta última se localiza a 5km al oeste de Caleta Mexacalhuacan, una de las caletas más bellas de esta región. En caleta de Mexcalhuan encontrará facilidades para realizar paseos en lancha y practicar la pesca deportiva. Para llegar debe seguir también la carretera 209 desde Caleta de Campos.

Sin duda de las playas más famosas de Michoacán es Maruata, localizada a 40 km al oeste de Guagua. Además de su impacto ecoturístico, pues es reserva oficial de la tortuga marina desde 1986, es uno de los parajes que ofrecen mayores posibilidades de aventura en la costa michoacana, ya que es posible practicar el campismo. Es igualmente un sitio ideal para nadar y pescar. Caleta de Campos está situada sobre riscos, con un pintoresco paisaje de la bahía. Es un pueblo pequeño pero tiene todo lo que se necesita para tener unos hermosos días libres. Restaurantes en la playa, sirven deliciosos platillos del mar.

3. Santa Clara del Cobre

A tan solo 75 kilómetros de Morelia, este mágico pueblo con un bello entorno natural realza su sencilla arquitectura, los habitantes preservan la actividad de forjar el cobre a golpe de martillo, esto garantiza a quienes lo visitan obtener una pieza única a manos de los mejores maestros artesanos.

Los platillos recomendados en este lugar son el borrego, las tortas de tostada de carne apache y el pan tradicional, para continuar tu recorrido tienes que visitar el Museo Nacional del Cobre donde encontraras las mejores piezas, algunas galardonadas en ediciones pasadas en el Concurso del Cobre Martillado, otro de los sitios que debes conocer es el Templo de Nuestra Señora del Sagrario y la iglesia principal dedicada a la Inmaculada Concepción, en La Alcantarilla encontraras el escenario de una leyenda local. En Santa Clara del Cobre hay muchos lugares por conocer y descubrir todos con un encanto que te dejara impresionado.

4. Grutas de Tziranda

La cantidad de agua y las montañas de Michoacán, producen innumerables formaciones subterráneas como sótano y tiros. En ellos se encuentran vistosas formaciones calcáreas que dan origen a grandes salones, angostos pasadizos, ríos subterráneos, estalactitas y estalagmitas donde se observan fósiles de plantas y animales milenarios, así como perlas de calcio en las paredes y techos, producto de los escurrimientos de agua emanados durante miles de años. En este sentido, Michoacán cuenta con la topografía ideal para la práctica de la espeleología profesional y amateur.

Algunas de las cuevas fueron ocupadas en la antigüedad por asentamientos humanos, ya que entre los vestigios encontrados en ellas, destacan pinturas rupestres y figuras zoomorfas por un collage de fósiles marinos, debido a que hace miles de años, estas cuevas estaban cubiertas de mar. Entre las formaciones subterráneas destacan: las Grutas de Tziranda en cd. Hidalgo, la virgen, la bomba, cruz de simón, la vinata y las conchas en aguililla; la cueva de las manos y la bocona en Huetamo; la cueva de los monos y el toro Tumbiscatío.

5. Tlalpujahua

Este increíble Pueblo Mágico se ubica casi a la misma distancia de Morelia que de la Ciudad de México, a un poco más de una hora en coche. Es conocido como el pueblo navideño de México por sus bellas esferas artesanales, entre los atractivos de Tlalpujahua está el Santuario del Carmen, del siglo XVII. También es posible visitar las ruinas de la Capilla de Nuestra Señora del Carmen, sepultadas en un accidente minero en 1932.

Aquí en Tlalpujahua se puede apreciar su arquitectura, sus calles, sus cuestas empedradas que han servido en muchas ocasiones para películas de terror, aunque de miedo no tiene absolutamente nada. En el Parque Nacional Rayón, también conocido como Campo del Gallo pasaras un días increíble y no te olvides de visitar la presa Brockman, te asombraras con los paisajes que la rodean. Un infaltable en tu itinerario es el recorrido por “Las Dos Estrellas”, una mina del siglo XVI que ahora es el primer museo minero de México, por supuesto, no podía faltar la visita a sus talleres de elaboración de esferas navideñas, mismos que han llevado a este pueblo mágico a ser el primer lugar en la manufactura de estos artículos decorativos.

6. La Meseta Purépecha

La Meseta Purépecha, es una de las cuatro regiones geográficas del estado de Michoacán que conserva población indígena y gran parte de sus tradiciones entre ellos el lenguaje, siendo las otras tres la Cañada de los Once Pueblos, la Región Lacustre del Lago de Pátzcuaro y la Ciénega de Zacapu. Uruapan es la puerta a la entrada  a la Meseta Purépecha, una región donde se asientan antiguos pueblos de los que surgen hermosas artesanías que por sus tonalidades reflejan la cosmovisión de sus habitantes.  

La danza, la música y el canto, son manifestaciones artísticas que los Purépechas han conservado de sus antepasados y transmitido de generación en generación; las principales danzas que se encuentran presentes son: la Danza de los Moros y de la de los Viejitos.

7. Lago de Zirahuen

Situado en la parte central de Michoacán, el lago de Zirahuén, junto con los de Pátzcuaro, Cuitzeo y Chapala, forma parte del sistema lacustre de este estado. Hay dos caminos para llegar a este lago, el principal, pavimentado, sale de Pátzcuaro hacia Uruapan y a los 17 km se desvía hacia el sur 5 km hasta llegar al otro pueblo. El otro camino, menos transitado, es un empedrado de 7 km que sale de Santa Clara de Cobre, y que fue construido por los ejidatarios del lugar.

8. Jiquilpan

Es conocida como la ciudad de las jacarandas, se encuentra a 208 kilómetros de Morelia y a 524 de la Ciudad de México. Desde la biblioteca Casa de Piedra es posible disfrutar de una magnifica vista panorámica de la ciudad y de sus característicos arboles debido a que se encuentra en lo alto de una pequeña loma.

Otros atractivos de Jiquilpan son el Templo del Sagrado Corazón, aquí encontraras un mural pintado por un discípulo de José Clemente Orozco. Parte de la historia de este poblado está expuesta en las salas del museo instalado en el Centro de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana “Lázaro Cárdenas”, espacio donde además nació el personaje antes mencionado, por supuesto que la gastronomía es deliciosa y entre los platillos típicos destacan los pajaretes, las corundas, el buche y las ricas carnitas de cerdo.

Las celebraciones cívicas y religiosas en Jiquilpan son numerosas, las más renombradas se dan en honor al santo patrono San Francisco y al caudillo Lázaro Cárdenas. Además, durante Semana Santa se realiza la Expo Regional y en noviembre una Expo Feria en donde los lugareños dejan ver su riqueza cultural y artesanal.