Ampliación de medidas contra COVID-19 en Michoacán necesarias ante miopía federal: Antonio Soto

Ante la miopía e irresponsabilidad del Ejecutivo Federal en el manejo de la crisis sanitaria para combatir el COVID-19, el coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en el Congreso del Estado, Antonio Soto Sánchez calificó como oportuno que en Michoacán se refuercen y amplíen las medidas para romper la cadena de contagios y disminuir la saturación de hospitales.

Desde que inició la contingencia sanitaria, señaló que la Federación ha demostrado que no es factor de confianza, al tomar determinaciones erradas que han costado miles de vidas en México, por ello, estados como Michoacán han tenido que tomar decisiones difíciles privilegiando en todo momento la salud, la vida y bienestar de la sociedad.

El diputado integrante de la LXXIV Legislatura Local subrayó que la visión centralista del Gobierno Federal, se evidencia en un tema por demás sensible como lo es el de las vacunas para combatir la pandemia, lo que evidencia la intención de la llamada Cuarta Transformación de capitalizar políticamente la aplicación de las dosis y ahora pretenda lavarse las manos, al decir que autoriza a estados y a la iniciativa privada a que la compren, con lo que no debe evadir su responsabilidad y apoyar en la adquisición y dotar de recursos a las entidades.

Resaltó que en Michoacán es una medida acertada que respaldo el Congreso del Estado al aprobrar la Ley por la cual se establece el uso obligatorio del cubrebocas en toda la entidad, misma que fue impulsada por el Ejecutivo Estatal, aunado a las acciones que anunció el Gobernador Silvano Aureoles Conejo sobre el cierre de oficinas del Gobierno del Estado, cierre de actividades no esenciales de jueves a sábado a partir de las 7 de la tarde y cierre total los domingos en todo el estado.

Antonio Soto puntualizó que la Federación ha evidenciado un manejo erróneo en esta crisis sanitaria, lo cual ha generado una grave situación y la pérdida de miles de mexicanas y mexicanos, así como la saturación de los servicios médicos.

La estrategia nacional de contención al COVID-19, lamentó que sea un fracaso, por lo que no se ha podido hacer frente a los grandes problemas que hoy enfrenta el país, como lo es la pandemia y la crisis económica.

El Gobierno Federal debe parar el manejo político que viene dando a la vacunación contra el COVID-19 en México, y generar las condiciones para que la población en todo el país pueda acceder ordenada y planificadamente a tal beneficio, y apoyar a los estados con recursos e insumos.


Compartir en whatsapp: