Naomi Carmona / Grupo Marmor

Morelia, Michoacán.- Ante el incremento de casos positivos de Covid-19, las autoridades de salud y educación en Michoacán, estarán analizando y avaluando nuevamente, la posibilidad de un retorno a clases presenciales, que ya previamente se había anunciado ocurriría para el siguiente ciclo escolar a comenzar en agosto.

Y es que en la sesión del Comité de Seguridad en Salud, se dio a conocer que 96 personas que ya habían sido vacunas contra el coronavirus se contagiaron, 56 de ellas con el antiviral de la marca Cansino, mismo antígeno aplicado a las y los profesores michoacanos.

Al respecto, el gobernador Silvano Aureoles Conejo se dijo preocupado por el nuevo escenario de la pandemia:

“Imagínense ustedes: todas las maestras y los maestros se vacunaron con Cansino pero ante el nuevo rebrote, ya no sirve, por eso la preocupación muy grande, porque además el desgaste del personal médico”.

Por lo anterior, el mandatario y la Secretaria de Salud, Diana Carpio Ríos, coincidieron en que se tendrá que reevaluar el regreso a los salones de clases.

“Puede ser una catástrofe sanitaria, si regresan los alumnos y maestros sin que tengamos la certeza o los protocolos adecuados. Eso tenemos que resolverlo en los siguientes días, porque estaba previsto en la tercera semana de agosto el tentativo regreso a clases presenciales”, detalló el mandatario estatal.


Compartir en whatsapp: