Burrolandia; El parque que rescata a los equinos

Otumba, a 05 de octubre de 2019.-En la llamada cuna del burro nace Burrolandia, un parque recreativo cuyo objetivo es la preservación de esta especie, que por muchos años ha sido víctima del maltrato y la explotación laboral.

Con el fin de proteger a este equino con gran sentido del olfato, surge en 2006 la asociación civil Burrolandia México, un espacio especializado en el rescate y el cuidado de este tierno animal de orejas grandes y carácter noble.

“Burrolandia surge con la intención de ofrecerle a los animalitos un lugar donde no tengan la necesidad de trabajar ni de sufrir maltrato”, mencionó en entrevista Raúl Flores, administrador del parque.

En 1991, según datos del censo Agropecuario, la población de burros en México era de 1.5 millones; actualmente, se estima quedan cerca de 300 mil ejemplares, lo que ubica a este animal doméstico en peligro de extinción.

“En menos de treinta años ha desaparecido 75% de la población de burros en México”, puntualizó Raúl.

Explicó que, el asno es de origen africano y desde su llegada a México en 1521 ha sido utilizado como bestia de carga y cabalgadura; sin embargo, debido a la expansión de la maquinaria agrícola y las nuevas formas de movilidad, poco a poco los burros han sido desplazados, abandonados e incluso sacrificados. Por ello, Burrolandia trabaja arduamente en la salvación y el cuidado de este animal.

“Hemos rescatado burros de maltrato, de rastros, incluso de abandono. Algunas personas se han comunicado para donar a los burritos, y por supuesto hemos logrado la reproducción de los mismos”.

Señaló que, una vez efectuado el rescate de algún burrito, éste es puesto en observación médica hasta tener condiciones de salud aptas para integrarse con el resto de la familia, como es el caso de Copo de Nieve, que fue atacado por una jauría de perros callejeros o de Florindo, que le cortaron sus orejas con un machete.

“En cada rescate que hacemos, manejamos un periodo de cuarentena que se utiliza para hacerle una revisión al burrito, que no tenga parásitos o que esté en condiciones para integrarlo a la manada. De lo contrario se lleva al área de rehabilitación extrema, donde se tratan los padecimientos que pueda tener el animalito”, agregó.

A trece años de su fundación, Burrolandia cuenta con 39 ejemplares, de los cuales diez han nacido ahí, y bajo los cuidados de estudiantes de la licenciatura en Veterinaria de la Universidad Autónoma del estado de Hidalgo, quienes prestan su servicio social, disfrutan de una mejor calidad de vida.

Raúl Flores comentó que son 15 machos y 24 hembras conviviendo dentro de las tres hectáreas del parque temático que invita a la sociedad a reflexionar sobre la importancia que tiene el burro mexicano, así como la participación que ha tenido en el desarrollo de la agricultura en varios pueblos de todo el mundo.

Agregó que, otra forma de evitar que este animal de gran importancia histórica y social se extinga, es apadrinando a un burrito, puede ser con donaciones en especie como alfalfa o zanahorias que se utiliza como alimento, ya que, al día, se requiere de una paca y media de avena y alfalfa para sustentar a los 39 habitantes de Burrolandia.

Raúl Flores, administrador de Burrolandia, mencionó que en Otumba el 1 de mayo no se celebra el Día del Trabajo, sino el Día del Burro como una tradición del pueblo mexiquense.

En este sentido, se realiza la feria del Día del Burro, donde con actividades como carreras con ‘burritos de madera’ y un desfile de burros disfrazados se pretende reconocer la labor “del más trabajador”.

“En el desfile han participado grandes personalidades como El burro Donald trumpas, Burro gordillo, El burro huachicolero”.

Sin embargo, advirtió que pese a ser la cuna del burro, cada vez son menos los ejemplares que participan en este evento.

“Tristemente, cada vez se ven menos, en la cuna del burro ya nos estamos quedando sin burritos”, señaló.

Burrolandia se encuentra en calle Estación 6, La Estación, Otumba de Gómez Farías, Méx.

La cuota de recuperación es de $50 pesos por persona, acceso general.

Cuentan con programa de voluntariado para dar mantenimiento al lugar y cuidar de los animalitos. Informes en [email protected] o en su página de Facebook: Burrolandia México A.C.

Pueden llevar sobre su lomo un peso máximo de 150 kilos y tirar hasta 350 kilos de carga.

Sus orejas sirven para regular su temperatura.

Un burro es más fuerte que un caballo de su mismo tamaño.

En promedio viven entre 35 y 40 años.

Su periodo de gestación dura alrededor de 1 año.

Excelsior