Club de Cuervos la serie que le fue fiel a la su afición

0
111

RED 113 MICHOACÁN/ Javier Magaña

Morelia, Mich.-03 de Febrero de 2019.- Podrá ser criticada y podríamos comentar muchos de sus errores aquí mismo, pero antes de todo debemos reconocerle a Club de Cuervos fue fiel a su estructura y estilo, durante las cuatro temporadas que duró.

El protagonista no dejó en momento ser el mismo Salvador Iglesias  (Luis Gerardo Méndez)  fresa y junior de siempre, el equipo no dejó de sufrir y perder personal por su pugna familiar y esta no dejó de dañar todo lo que tocaba, desde su negocio familiar hasta su pueblo.

Los mismos chistes caricaturizantes del pambol nuestro de cada día, pero con algunos reveses interesantes como la lección que se da a Salvador Iglesias sobre que a pesar de toda la empatía que puede generar no es un inocente, ni una víctima, sino un personaje que nunca midió las consecuencias de actos como golpear a un periodista que despidieron para ocultar una noticia, y usar recursos del erario público para comprar a un astro europeo.

Lo mismo comienza a suceder con su hermana, Isabel Iglesias (Mariana Treviño).

Esta temporada se caracterizó no solo por reforzar la imagen de todos los vicios de los personajes sino de estrellarlos más claramente con las consecuencias de los mismos.

A Salvador Iglesias con su falta de rumbo, a Isabel Iglesias con su egoísmo, a Mary Lluz Solari (Stephanie Cayo) con su pasado turbio, y al resto de su familia con su estilo de vida dependiente de la empresa que se forjó a través de crímenes como el homicidio y el lavado de dinero.

El final da un cierre adecuado, así que quien sea fan y aún no la haya visto no quedará defraudado.

Ya si nos centramos en los errores, pues fueron del mismo tipo que nunca se molestó la producción en corregir y cuyos fans no se molestaron en darles importancia, como el estado físico de los actores que interpretaban jugadores, errores de continuidad como enfrentar dos veces en temporada regular a un mismo equipo, tal como pasó con Necaxa y Puebla, cerrar la final en su casa a pesar de ser octavo lugar en el torneo.

Luego están los de lógica, como poner a despachar al gobernador en un edificio con el letrero de palacio municipal y podríamos seguir, pero la serie sobrevivió a ellos y ningún crítico pudo impedirlo.

Así que Club Cuervos puede declararse el placer culposo más exitoso de Netflix en México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here