Ciudad de México.- Autoridades federales ejecutaron un duro golpe al robo de combustible a Petróleos Mexicanos (Pemex), al encontrar en Ecatepec, estado de México, y de manera exacta en el tramo que va del kilómetro 290 al 295 del ducto Tuxpan-Azcapotzalco, varias tomas clandestinas además de dos bodegas en las que se almacenaban cientos de contenedores de mil litros cada uno.

Durante la conferencia de prensa matutina, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), y de funcionarios de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena), Marina Armada de México (Semar), de la Guardia Nacional y también personal de Pemex, la Comisión Nacional del Agua y de la Coordinación Nacional de Protección Civil, dieron a conocer que un derrame de hidrocarburo fue lo que provocó la movilización de las autoridades y que se tomaran medidas de seguridad en el Túnel Emisor Oriente (TEO), la zona conocida como el Gran Canal, en la colonia El Charco, muy cerca de la Planta de Bombeo Caracol (PBC), que se localiza en el municipio de Ecatepec.

Los jefes del Estado Mayor de la Sedena, el general Ricardo Trevilla Trejo, y de la Semar, el almirante Luis Javier Robinson Portillo, notificaron que más de 500 efectivos de las fuerzas armadas realizan trabajos de vigilancia y rastreo de tomas clandestinas.

La titular de la SSPC señaló: “hace apenas unos días dimos cuenta de una disminución en el robo de hidrocarburos, al pasar de muchos miles de barriles diarios en promedio, como son de 4 mil 600 para 2020 y actualmente sólo son 3 mil barriles diarios de desviación promedio. Esto ha permitido evitar pérdidas a la hacienda pública y en lo que va de los dos años, desde diciembre de 2018 a la fecha son aproximadamente 137 mil millones de pesos de ahorro al erario.

Sin embargo, como parte de las medidas preventivas, las autoridades suspendieron el suministro de agua de riego del municipio de Tula, Hidalgo, lo que afecta a 16 mil hectáreas de cultivo.

No hay personas detenidas, pero se detectaron conexiones ilícitas a los ductos de Pemex, algunas que están desde hace más de cinco años según estimaciones gubernamentales, a un ducto fuera de operación y también otras instalaciones ilegales al ducto Tuxpan-Azcapotzalco.


Compartir en whatsapp: