Del “Muro de la Paz” al Memorial de Víctimas

Rosario Herrera Guido

No honres nunca como tu conveniencia lo que te fuerce en alguna ocasión a infringir la confianza de la que gozas, a dejar a un lado la vergüenza, odiar a alguien, sospechar, maldecir, aparentar, anhelar algo que precise de muros y cortinajes.

Marco Aurelio

I

En el marco del Día Internacional de las Mujeres en este 2021, ONU Mujeres, que pertenece a la Organización de las Naciones Unidas, para cumplir con el 5° objetivo,  de un total de 17,  para el desarrollo sostenible, la igualdad de género en el marco de un compromiso firmado por México, que debe irse cumpliendo hacia el 2030, elige para este pandémico año 2021, un tema ejemplar: “Mujeres Líderes: por un Futuro Igualitario en el Mundo de la covid-19”.

La tragedia mundial, generada por la aparición, el inesperado y acelerado contagio, el índice de mortalidad y el consecuente empobrecimiento de las naciones, puso sobre el horizonte de la humanidad actual y por venir, la importante contribución de las mujeres y las tareas desproporcionadas que soportan. Porque en cualquier espacio del cuerpo social han estado  en la primera línea de la lucha, resiliencia y resistencia de la pandemia: en las compras de víveres, las tareas domésticas, las labores de enfermería en el hogar, niñeras, educadoras de enseñanza virtual, trabajadoras de la salud, investigadoras y líderes comunitarias.

En el Foro Generación Igualdad 2021, están planeadas conferencias magistrales del 29 al 31de marzo en México y Francia, con el objetivo de acelerar la igualdad de género a nivel mundial. Y la conmemoración oficial de la ONU del 8 de marzo se llevará a cabo de 10 a 12.30 (Cosa Este de Estados Unidos), con la presencia de [email protected] conferencistas del mundo, para exponer, reflexionar y debatir para concluir cómo lograr un futuro igualitario en el actual panorama de la pandemia mundial, y más allá de ella. Un magno evento abierto al público, que será transmitido en directo por ONU Mujeres y la Web TV de la Naciones Unidas.

Un escenario mundial ante el que se abre una obligada pregunta ¿qué va a pasar con todos los acuerdos mundiales que se firmaron por nuestra nación, para lograr la equidad de género? Más ahora que, pasando por el clamor feminista, popular, militante y hasta legislativo, como aplanadora se impone el pacto patriarcal ¿y otros pactos?

II

En contraste, la sinuosa brecha por la que la Cuarta Transformación lleva la Agenda de las Mujeres, las políticas públicas, programas y presupuestos hacia el 5° Objetivo para el Desarrollo Sostenible de la Humanidad, firmado por todos los “gobiernos neoliberales”, en el concierto de la Organización de las Naciones Unidas es, para decirlo suave, patibulario, pues las mujeres víctimas de violencia, las madres que escarban fosas con sus propias manos (como el Colectivo Solecito de Veracruz), las que buscan a sus hijas en la noche, las desesperadas, son revictimizadas, ya que no pueden levantar la voz más que en nombre de la derecha conservadora y traidora a la patria, pues resulta indiscutible que carecen de cerebro y voluntad propia, por lo que no pueden ser más que manejadas por los enemigos de la Cuarta Transformación y los pobres a quienes este proyecto promete y asegura redimir de tal condición. Una sospechosa concepción de la manipulación, ya que si nadie tiene necesidades y deseos propios, que coinciden con los colectivos, entonces todas las mujeres caminan con una neurona y pueden ser manipuladas por la derecha, pero también por la izquierda ¿no?

Pero no hay que olvidar el antecedente a toda la digna rabia de las mujeres. Porque en el principio está la promesa de campaña para los conseguir los votos y después olvidarse de todo, y eso es mentir y traicionar a las mujeres, cual inaceptable y frívola ignominia, por lo que Lydia Cacho le refresca la memoria en un reciente twitter a Obrador: “¿Se acuerda cuando en campaña convocó a las feministas y nos dijo que si usted llegaba al poder jamás solaparía a pedófilos, feminicidas y violadores? Que el suyo sería un gobierno para las mujeres o no sería. ¿Se acuerda?” (18 de febrero de 2021).

Todo comenzó con una promesa y siguió con una promesa no cumplida. Porque para la 4T,  cada día que pasa, la agenda de la mujeres no sólo se empobrece sino que se minimiza, por fidelidad al pacto patriarcal y conservadurismo: 1) la constante evasión sobre la iniciativa de ley y su aprobación en materia de suspensión del embarazo a nivel nacional (ya aprobada en Argentina; una comparación necesaria); 2) el cierre de las estancias infantiles; 3) el cierre de las escuelas de tiempo completo; 4) la cancelación de refugios; 5) los descomunales recortes presupuestales a la Agenda de las Mujeres (75%, acompañados de la anti-sororal sonrisa de Nadin Gasman, directora de Inmujeres); 6) el desprecio a las demandas de justicia por maltrato y feminicidios; 7) una política pública hasta contra la definición del feminicidio para no atenderlo; 8) la indiferencia al reconocimiento del trabajo doméstico remunerado; 9) la condena generalizada de conservadoras, panistas, neoliberales, traidoras a la patria y 10) el Muro de la Vergüenza, que gracias a que las mujeres tienen cerebro y corazón, transformaron en Memorial de Víctimas, y un interminable etcétera.

Porque la promesa de Obrador a las mujeres se redujo a los tiempos griegos y el fascismo nazi: la mujer se debe a la casa, la cama y la crianza, en bien de la familia patriarcal (Wilhelm Reich). A tal punto que ahora, gracias a la pandemia, las mujeres son empleadas domésticas, niñeras y maestras de educación digital. ¿Por eso y otras cosas, el covid-19 también  le cayó como anillo al dedo?

III

El Palacio de Hierro nunca fue levantado ni ante los grupos de protesta más violentos. Obrador dijo que iba a vivir en el Palacio Nacional por austeridad y para estar cerca de la gente. Pero el muro divide, aleja, y no rompe con el Pacto Patriarcal ¿y otros pactos?, sino con el Diálogo, la única prenda de paz en una democracia, para que las palabras sustituyan a los actos y los hechos. Como dijo Freud: “El primer hombre que lanzó una injuria en lugar de una lanza, fue el inventor de la cultura”. 

Obrador, este fin de semana, en lugar de irse a supervisar sus obras, debía haber abierto de par en par las puertas del Palacio, para empezar por fin a dialogar y empezar a resolver la tan golpeada Agenda de las Mujeres, las políticas públicas en materia de Equidad de Género, una planeación transversal, programas y presupuestos para ejecutarlos y la evaluación de los mismos.       


Compartir en whatsapp: