Dieta del ayuno: Todo lo que tienes que saber

Morelia, Michoacán a 6 de marzo 2019.- Llegó una época que, más allá del aspecto religioso, las personas han empezado a considerar un plan alimenticio. Nos referimos a la dieta del ayuno, muy común en Cuaresma.

¿Qué es el ayuno?

Ayuno significa dejar de comer, ya sea completamente y por cierto periodo de tiempo, o suprimir algún alimento en específico (como la carne roja o el café).

Los ayunos dependen mucho de la elección de las personas; es decir, existen diferentes tipos de ayuno:

Intermitente: es dejar de comer durante 12 horas y retomar la alimentación posteriormente.

Periódico: elegir cualquier día de la semana para no comer (lunes, por ejemplo).

Prolongado: estos pueden ir de 48 a 72 horas.

Ayuno con líquidos: en este se consumen únicamente líquidos como jugos, tés u otros.

Objetivos de la dieta del ayuno

Estos pueden ser diferentes, dependiendo de lo que quiera cada persona. Por ejemplo, puede ser para bajar de peso, o también se pueden suprimir ciertos alimentos para aprovechar los nutrientes de otros (como en el caso del ayuno con líquidos).

También se encuentra, en el aspecto cultural, el ayuno religioso, que en México, comprende el periodo de Cuaresma, en el cual sólo se suprime el desayuno, es opcional y su objetivo es más espiritual.

Muchos estudios comentan que, además de bajar de peso o aprovechar nutrientes de ciertos alimentos, el ayuno puede tener diversos beneficios:

Mejora la presión arterial y disminuye niveles de triglicéridos y colesterol

Fortalece la salud cardiovascular

Aumenta la función neurológica

Acelera el metabolismo

Lo que tienes que considerar si quieres hacer la dieta del ayuno

Es muy importante consultar a un especialista que te pueda ayudar a llevar un control adecuado del ayuno, pues, como señala Maricarmen Osés “nadie puede dejar de comer”.

Mantenerse hidratado durante el ayuno es de suma importancia. Podemos abstenernos de ciertos alimentos, pero la hidratación nunca puede faltar.

Las personas con enfermedades crónicas y/o que están bajo tratamiento de medicamentos no pueden optar por este tipo de dieta.

Omitir el desayuno implica diversos riesgos, como el aumento de peso debido a una desaceleración del metabolismo. Además, el desayuno es la comida que nos da la energía que necesitamos día con día.

Hacer ayuno depende mucho del estilo de vida que lleves. Si consideras que tienes un gasto de energía alto durante el día, la dieta del ayuno no es la opción.