México. – Debido a la crisis ocasionada por la pandemia de Covid-19, la economía mexicana se ha desplomado 8.5% en 2020, la mayor contracción desde la depresión económica de 1932, de acuerdo con la estimación oportuna del Producto Interno Bruto realizada por el INEGI, con base en cifras ajustadas por estacionalidad.

Esto trajo como consecuencia el cierre y quiebra de varias empresas, principalmente pequeños y micro establecimientos; cerca de tres millones de personas salieran del mercado laboral al término del año pasado; y que cuatro de cada diez trabajadores que lograron conservar su empleo vieran reducido su ingreso.

Se prevé que, en grandes sectores, la industria haya registrado una contracción anual de 10.2%, siendo así, uno de los sectores más afectados por la suspensión de actividades no esenciales para evitar los contagios.

Asimismo, el sector de servicios, relacionado con el comercio, transporte y las actividades ligadas al turismo, entre otras más, reportaron una caída de 7.9% a tasa anual, afectadas por el distanciamiento y confinamiento social, que generó la contracción de la demanda en este importante segmento de la economía.

Por otra parte, el sector agropecuario habría alcanzado un crecimiento anual de 2.0% en 2020, quedándose en la división económica que menos fue afectada por la crisis del confinamiento, ya que fueron consideradas actividades esenciales y no se vieron obligadas a cerrar en todo el año.

Tras el desplome de 17.0% del PIB registrado en el segundo trimestre del año respecto al primero, las medidas restrictivas impuestas por el Covid-19 comenzaron a relajarse y la economía logró repuntar, sin embargo, este proceso de recuperación se moderó en los últimos meses del año pasado.


Compartir en whatsapp: