Encontraron camiones y pipas que, se presume, se utilizaban para el robo de combustible

Ciudad de México a 7 de marzo 2019.- Tres sobrinos de Juan Lara Mendoza, alcalde del municipio de Villagrán, Guanajuato, forman parte de la cúpula criminal en la estructura del Cártel de Santa Rosa de Lima, dirigido por José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro”.

De acuerdo con las fuentes consultadas, los tres hermanos forman parte del organigrama del Cártel de Santa Rosa de Lima, organización que fue fundada por David Rogel Figueroa, “El Guero”, exjefe de la Policía Estatal Preventiva (PEP) en Tapachula, Chiapas, quien en 2014 se fugó luego de ser capturado.

Las autoridades tienen abiertas carpetas de investigación por lavado de dinero, así como otros delitos relacionados con la extracción y venta ilícita de hidrocarburos, así como por la comercialización de drogas.

En las últimas semanas el gabinete de seguridad federal, encabezado por la Secretaría de Marina (Semar), ha realizado diferentes operativos para detener a José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro a quien se le atribuye haber colgado una manta con amenazas al Presidente Ándres Manuel López Obrador.

Elementos de policía federal descubrieron la fortaleza que José Antonio “el marro” habitaba en Santa Rosa de Lima, ahora luce vacía. La lujosa residencia con alberca, palapas, palmeras de playa y dos estatuas de león y tigre contrasta con las a medio construir en la orilla del poblado.

El inmueble fue cateado el lunes pasado por el Ministro Público de la Federación y en la acción estratégica del operativo Golpe Timón encontraron dos tigres, uno de ellos cachorro, y evidencias de que “El marro” utilizaba túneles.

Dentro de la casa del Marro se encontraron camiones y pipas que, se presume, se utilizaban para el robo de combustible.

El fiscal General de Justicia del estado, Carlos Zamarripa, confirmó que la casa, que se encuentra en la Calle San Juan, rodeada de tierras agrícolas “era ocupada por “el marro”.

En la casa nadie ve lo que hay detrás de las bardas perimetrales de tres metros que rodean el predio de 85 por 87 metros, con alambre de púas que se quedó a medias.