“Pero sigo siendo el Rey” es una de las mejores frases que en la voz de Vicente Fernández, acompañó a varias generaciones a través del tiempo y a pesar de los escándalos, sigue siendo la última leyenda viva de la música vernácula del país.

Así que hoy, en su cumpleaños 81, recordamos algunas de las razones del por qué sigue siendo el consentido de muchos.

También conocido como “El Charro de Huentitán”, nació el 17 de febrero de 1940, en Huentitán El Alto, Jalisco, dentro de una familia bastante humilde. A los 23 años de edad se casó con María del Refugio Abarca Villaseñor, vecina suya en Guadalajara, con quien tuvo a tres hijos: Vicente, Gerardo, Alejandro y más tarde adoptaron a Alejandra.

Fue gracias a su presentación con Raúl Velasco en “Siempre en Domingo”, el que lo catapultó a la fama internacional, con temas como “Tu camino y el mío” y “Volver, volver”.

Durante su carrera artística ha ganado 8 Grammy Latino, 3 Grammy, 14 Premios Lo Nuestro, el reconocimiento por “Persona del Año” que otorga la Academia Latina de Grabación.

Además, por la gran cantidad de ventas en distintas partes del mundo ha acumulado discos de Oro, Platino y Diamante y hasta ha sido merecedor de una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.


Compartir en whatsapp: