El Valle de la Muerte, el lugar más caluroso del planeta

California, Estados Unidos, a 10 de junio de 2019.- Según datos brindados por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el Valle de la Muerte (Death Valley), ubicado en el sureste de California (EE.UU.), cuenta con el dudoso honor de ser el punto de la Tierra en el que se ha registrado la temperatura más alta: llegaron a los 56,7ºC el 10 de julio de 1913 en Furnace Creek.

Se desconocen los motivos del por qué esta zona del planeta registra temperaturas tan elevadas en verano, hay una serie de motivos que pueden ayudar a explicarlo. Entre éstos, su profundidad y forma. El valle es una larga y estrecha cuenca que está situada a 86 metros por debajo del nivel del mar, y está rodeada de empinadas sierras montañosas. El aire seco y la cobertura vegetal escasa permiten que la irradiancia solar caliente la superficie del desierto sin impedimento alguno. El calor generado queda atrapado en las profundidades del valle, y las noches de verano no ayudan a enfriar el ambiente (las mínimas no bajan de los 30/35ºC).

“El aire calentado y más ligero se eleva pero queda atrapado en las paredes que envuelven el valle. Sólo se enfría ligeramente para caer de nuevo en el fondo”, explica a La Vanguardia Marc Prohom, el en cargado del área climatología del Servei Meteorològic de Catalunya (SMC) explico, que “Estas bolsas de aire descendente son ligeramente más frías que el aire caliente que lo envuelve. A medida que descienden, se comprimen y se calientan todavía más por la presión del aire en los puntos de baja elevación”, prosigue Prohom. “Estas masas de aire en movimiento sobrecalentado soplan a través del valle motivando las elevadas temperaturas registradas” agrego a explicación.

Hasta 2012, se creía que el récord histórico de la temperatura más alta jamás registrada lo ostentaba la ciudad libia de El Azizia (a unos 40 kilómetros al suroeste de Trípoli), un honor del que gozó durante 90 años.

La OMM llegó a la conclusión de que dicho dato no era válido debido a un error en el registro de la temperatura. A partir de ahí se le otorgó el récord al Valle de la Muerte. 

Cuatro grandes cadenas montañosas se encuentran entre el Valle de la Muerte y el océano, con lo que “el efecto de sombra pluviométrica cada vez es más eficiente”, señalo el responsable del área de climatología del SMC.

El fenómeno de las piedras que, aparentemente, se desplazan a su antojo (rocas que pueden llegar a pesar más de 45 kilos). Se trata de un fenómeno que fue observado por primera vez en 1940 y que ha supuesto todo un enigma durante 70 años. En ese tiempo, nadie fue capaz de dar una explicación convincente de cómo esas rocas, ubicadas en Racetrack Playa, un lago seco y plano del valle, se movían solas dejando un rastro tras de sí.

Científicos han visto moverse más de 60 rocas. Al final del invierno comprobaron que la que más se había desplazado había recorrido una distancia de 224 metros.

Este fenómeno, y otros, hacen del Death Valley un valle exótico y atractivo: un lugar con un paisaje parecido, en ocasiones, al planeta Marte, en el que se pueden alcanzar temperaturas extremas y donde, además, se pueden ‘observar’ rocas de considerable tamaño moviéndose a su antojo.