Ciudad de México.- El reporte bianual Libertad Religiosa en el Mundo, Informe 2021 señala que, en “62 países se viola la libertad religiosa”, lo que significa que en el “31.6 por ciento” de los 196 países analizados se priva ese “derecho humano”.

También, en 36 países experimentan “discriminación” (18.6 por ciento) y en 26 hay persecución (13 por ciento). En resumen, “uno de cada tres países en el mundo no respeta la libertad religiosa”.

Así mismo, este análisis publicado en seis idiomas muestra que el COVID-19 afectó el ejercicio de la libertad religiosa a escala mundial, particularmente por las cuarentenas y restricciones de asistencia a lugares cerrados, lo cual alejó a los feligreses de los templos.

Durante una conferencia de prensa virtual, Marcela Szymanski, editora en jefe del reporte, detalló que la mayor afectación se dio por la “limitación desproporcionada de la práctica y el culto” con el argumento de prevenir contagios.

Detalló que, la “limitación del culto fue desproporcionada, porque abrieron todos los supermercados y los estadios en muchos países”, sin embargo, en las iglesias solo se permitían aforos limitados.

También hubo “estigmatización religiosa como causante de la pandemia”, y es que “en muchos países se designó como chivo expiatorio a una religión como la causante de las infecciones”.

Así mismo coloca a México, Chile, Honduras, Guatemala y Haití entre los países “bajo observación” en el rubro, porque, aunque no hay prohibición o persecución abierta, existen omisiones para sancionar agresiones a templos, por ejemplo, como ocurrió en Chile en el levantamiento social de fines de 2018.


Compartir en whatsapp: