Enfermedad mental del Joker ¿Cuál es en verdad?

México a 09 de octubre de 2019.- Uno de los papeles más homenajeados por los amantes del cine el personaje que muestra una mirada asustada, nervios y voz quebrada Arthur Fleck quien intenta poder componerse antes de comenzar una rutina de comedia en vivo en un club Gótico.

El Joker como prefieren que lo llamen suele comportarse de manera extraña ya que su actitud es un poco fuera de sus sentidos ya que está acompañado por tristeza, sonrisas perturbadoras, carcajadas entre otras acciones.

Estas acciones dan a conocer las enfermedades mentales que no llegan a especificarse en el personaje.

Se puede observar que el Joker para poder controlar sus síntomas, llega a tomar siete tipos de medicamentos, realiza la escritura en un diario y visita a un asistente social.

En diversas escenas se puede ver como el personaje tiene ataques de risa descontroladas, presenta a sus interlocutores una tarjeta que explica que su risa inoportuna se debe a una condición médica.

Pero muchas personas se han preguntado qué es lo que aflige al personaje, ¿Cuál es realmente la enfermedad que afecta al Joker?

Tumor Benigno

La risa descontrolada e involuntarias se reflejan como un  síntoma de una serie de condiciones médicas como le pasó al personaje que es interpretado por Joaquin Phonexis, esto puede llegar a tratarse por una “crisis de epilepsia gelástica”, esto de acuerdo en BBC Mundo por el doctor Francisco Javier López, quien es coordinador del Grupo de Estudio de Epilepsia de la Sociedad Española de Neurología.

“Es un tipo de crisis epiléptica muy infrecuente. Se calcula que representa el 0,2% del total de todos los tipos de crisis epilépticas”.

“La característica es que es una risa que aparece de forma inapropiada, y al paciente no le supone alegría sino que es inmotivada”, afirma el doctor Francisco Javier.

Expresa que las causas más frecuentes de este tipo de epilepsia es por un pequeño tumoración en el hipotálamo, el cual es llamado hamartoma hipotalámico, aunque también puede deberse a otras causas como el crecimiento de diversos tumores en los lóbulos frontales o temporales.

Este tipo de condiciones suelen ser controlados con fármacos antiepilépticos, aunque en algunos casos en los que resulta posible con una cirugía.

Si en otro caso no es controlado, un paciente puede llegar a tener crisis a diario, pero si se realiza el control adecuado puede reducir a una o dos veces al mes, en algunos casos puede llegar a desaparecer.

Esta incidencia suele ser baja, el neurólogo recuerda por lo menos atender al menos tres pacientes con este tipo.

Uno de los casos recuerda que el paciente mostró los síntomas ya que solía ser por un estrés.

Lo que se pudo observar en la película los síntomas suelen ser tornados cada vez más por parte intrínseca y profunda del personaje conforme avanza la película.

Aunque el neurólogo expresa que la epilepsia gelástica no es la única condición que puede llegar a los síntomas de risas involuntarias y descontroladas.

Se debe además a las patologías pseudobulbares que es conocida como incontinencia afectiva ya que pueden provocar episodios de risas o llantos suelen ser más típicas neurodegenerativas.