Al cantante le emociona la idea de que pronto pueda ofrecer un concierto presencial, después de más de un año inactivo, puesto que él fue uno de los primeros ciudadanos en vacunarse contra el Covid-19, hace 10 días.

“Si para volver es necesario vacunarse, lo hago; y el primero en ponérsela fui yo. El día 15 (de febrero) que fue el primer día de vacunación, me formé desde las 8:30 de la mañana y me vacunaron a las 3 de la tarde, así que hice fila junto con mucha gente de mi edad. Nunca dude en vacunarme”, comenta Enrique.

Cabe señalar que, se formó como cualquier ciudadano por siete horas, pero la gente le hizo ligera la espera.

“Un muchacho me fue a decir que cantaba muy bien y me cantó, que a ver si lo podía ayudar; un señor me dijo que sus hijos me decían papá, es decir, hice buenas amistades”.

Con el pasar de los días Guzmán afirma no haber sentido ningún efecto secundario tras vacunarse.

“Estoy perfectamente y lo único que podría pasar, en el peor de los casos, es que no funcione la vacuna, pero yo espero que la vacuna sea eficaz y recomiendo a todo mundo de mi edad que se vacunen rápidamente, así acabamos con esta pandemia que nos tiene tan atontados”.

A finales de marzo recibirá su segunda dosis y mientras tanto él se sigue cuidando como todos, usando cubrebocas, lavado de manos y gel anti bacterial, mientras llega ese momento, porque ese refuerzo significa para él la posibilidad de poder trabajar muy pronto, en un concierto hibrido, que posiblemente suceda en mayo.

Aunque hay gente que aún duda de la efectividad de la vacuna y confían más en remedios como el dióxido de cloro, el cantante que eso no es para él.

“Confío más en los médicos, no en las estampitas o en el dióxido de cloro, hay que ir a lo eficaz”.


Compartir en whatsapp: