Estos son los problemas que conlleva tener una vida llena de estrés

Morelia, Michoacán, a 27 de noviembre de 2019.- Todos hemos sufrido alguna vez en nuestras vidas una situación estresante, a excepción que seas una persona muy calmada y no tengas problemas de ningún tipo, pero ¿sabías que el estrés no es del todo malo? Pues de acuerdo con la American Psychological Association, al mandarnos señales de alerta, nos ayuda a reaccionar ante las situaciones de peligro, por lo que en pequeñas dosis tiende a ser más de ayuda.

Sin embargo, cuando está tensión se vuelve cotidiana y se produce en grandes cantidades, es un tema de cuidado, ya que te puede dañar de diversas formas e incluso podrías morir sin que te des cuenta.

Hay dos tipos generales de esté problema: el agudo que sucede en corto plazo y el grave que se trata de sufrirlo de una forma más prolongada, a tal punto que “aprendes a vivir con ello”, por lo que varias personas le hacen caso omiso a sus síntomas al tenerlos presentes todos los días.

En este último caso existe un cambio hormonal, tus defensas bajan y la producción de noradrenalina, adrenalina, dopamina y el cortisol aumenta. Esto puede causar algunos problemas cardíacos y con el tiempo también se pueden desarrollar las siguientes enfermedades:

•             Depresión

•             Hipertiroidismo o hipotiroidismo

•             Elevación de los triglicéridos

•             Insuficiencia cardíaca

¿Cuáles son las señales que nuestro cuerpo envía para alertarnos que tiene demasiado estrés?

Problemas como dolor muscular (producido en el cuello, espalda, mandíbulas, etc.), cansancio extremo, perdida terrible de cabello, estreñimiento, pérdida de memoria, psoriasis (se trata de una enfermedad cutánea que provoca enrojecimiento, hinchazón y descamación en algunas zonas), alteraciones del sueño  como el insomnio, irritabilidad (al provocar cambios hormonales, tendemos a explotar más fácilmente), uñas un poco picadas o con puntitos (estas nos pueden mostrar nuestra salud, e incluso si tienes estas formas te indican que sufres de altos niveles de estrés aunque también  pueden ser causada por una mala alimentación o alguna lesión que te hayas hecho en alguna parte), dermatitis nerviosa (un salpullido rojizo en la pie), brotes de caspa, herpes zóster (otro tipo de salpullido acompañado de dolorosas ampollas en la piel), entre otras.  

Todos deberíamos prestar más atención a nuestra salud porque se ha demostrado que este problema te mata lentamente o incluso te puede provocar demencia en casos extremos.