Experto ve alteraciones en el caso de Aideé Mendoza

Ciudad de México a 02 de mayo 2019.- El director del CCH Oriente, Víctor Efraín Peralta Terrazas, y otras autoridades son responsables de la alteración de la escena del crimen y negligencias en la atención oportuna en la muerte de Aideé Mendoza, consideró Arturo Arango Durán, experto en criminalística y seguridad pública.

El integrante del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) señaló que los responsables del plantel actuaron pensando únicamente en tratar de salvar sus empleos y no la vida de la adolescente.

El principal responsable penal es el director del CCH, el segundo responsable es el encargado de la vigilancia al interior del CCH. Toda la cadena de custodia fue alterada, se debió impedir que los jóvenes salieran del plantel, esto implicó total desorden; la autoridad del CCH no jugó el papel de control de una situación”, advirtió.

El especialista señaló que la estudiante tardó 50 minutos en ser atendida en la enfermería del plantel, según testimonio de su tía, además de la respuesta tardía para trasladar a la joven al ISSSTE de Zaragoza, cuando “cualquier médico” pudo identificar que la herida que recibió era por arma de fuego  y estaba el riesgo de daño a órganos vitales o que se desangrara.

El traslado tuvo que ser inmediato, en el momento en que vieron la sangre tuvieron que llevarla como autoridad universitaria de inmediato al hospital. Cualquier médico puede dar fe de la entrada y salida de un proyectil”, sostuvo.

El especialista también aseguró que las autoridades no se ocuparon en mantener la cadena de custodia al permitir que los demás alumnos que estuvieron en la escena del crimen se fueran del salón, para que en conjunto rindieran su declaración, y recrear la forma en que estaban ubicados en el aula.

::Excélsior::


Compartir en whatsapp: