Fiscal de Michoacán presenta segundo informe de labores ante el Congreso

Naomi Carmona / Grupo Marmor

Morelia, Michoacán.- Ante la LXXIV Legislatura, el Fiscal de Justicia de Michoacán, Adrián López Solís, presentó su segundo informe de labores, reconociendo la brecha que falta por reducir en términos de impunidad, y la deuda con las víctimas de algún delito.

“El informe que hoy no ocupa no pretende ostentar éxito alguno sobre la estrategia de la conducta humana socialmente reprochable, mucho menos cuando el horizonte de desarrollo posible aún es amplio para lograr reducir la brecha de la impunidad. Maxime que, la deuda con todas la víctimas sigue siendo un gran pendiente”, manifestó el titular de la FGJE en su discurso.

El informe presentado ésta mañana consta de 12 apartados sobre lo realizado durante el 2020, poniendo énfasis en el cumplimiento de acciones y objetivos planteados en el Plan de Persecución de Delitos, a través de sus 8 Ejes Estratégicos y sus 41 Líneas de Acción.

Sobre los resultados están la presentación de 4 mil 958 carpetas, 2 mil 744 casos más que en el año 2019, lo que representa un incremento real del 80 por ciento. Además se dieron 6 mil 503 acuerdos reparatorios, 2 mil 777 casos más, que los resueltos por esta vía en el 2019.

A fin de evitar el “carpetazo”, el órgano de procuración de justicia disminuyó las resoluciones por archivo temporal, al pasar del 66 por ciento en 2019 al 34 por ciento, en promedio.

López Solís reconoció la dificultdes que ha presentado la Fiscalía a causa de la pandemia de Covid-19:

“Durante el 2020 y hasta la fecha, la pandemia Covid-19 nos ha llevado a enfrentar una época dramática, difícil y complicada. A los riesgos que conlleva la persecución penal, se ha sumado el peligro de contagio y el daño a la salud que nos ha obligado, en un ambiente de limitaciones extraordinarias, a redoblar el esfuerzo en la tarea a nuestro cargo, que es esencial para el debido desenvolvimiento social”.


Compartir en whatsapp: