Guía básica y consejos para comprar a granel

0
61

Morelia, Michoacán a 5 de marzo 2019.- Generar poco o nada de plástico es algo que empezó a interesarme desde hace un par de años al darme cuenta de la enorme problemática de contaminación que estamos viviendo y que precisa de nuestra máxima atención.

La compra a granel, es decir, la compra sin el uso de plásticos de usar y tirar, es una muy buena manera de reducir la cantidad de residuos que generamos en nuestro día a día. Sin duda, es todo un arte, y lo digo porque aún pasados los meses, sigo sintiéndome como una becaria en continuo proceso de aprendizaje.

La razón más importante para apostar por “a granel” es sin duda la urgencia de frenar el delirio de los envases. Existen otras desde el punto de vista funcional. Para los productores, ahorrarse el coste de envasar (proceso, tiempo, materiales, diseño del envase, quizás embalaje de los paquetes en cajas…). La venta a granel puede ser lo que hace posible la supervivencia de productores pequeños que no pueden asumir el coste de envasar. También puede simplificar el transporte (en general no hay que paletizar).

A los compradores, comprar a granel nos proporciona más libertad:

 Podemos comprar cantidades grandes sin envases. Esto nos puede permitir por ejemplo hacer compras grandes una vez al mes, o al año, guardando sólo sacos o cajas grandes en la despensa.

Lleva tu propio recipiente al lugar de tu conveniencia, así como tu bolsa

 Podemos comprar cantidades tan pequeñas como queramos. Esto es especialmente ventajoso para los hogares con una o pocas personas y para los ciudadanos con recursos económicos muy limitados, como por ejemplo mucha gente mayor. Y es muy favorable para reducir el derroche de alimentos.

 Vemos lo que compramos, no nos lo impide ningún envoltorio.

 ¡Y conseguimos librarnos de la lata de llenar constantemente la basura de envases y bajarla a la calle!

Con respecto al precio, puede ser inferior o superior al de otros tipos de comercios porque intervienen muchos factores.

Los hábitos del granel

Antes de ir a comprar, repasemos la lista de la compra y metamos en el carrito los botes que hagan falta para lo que compraremos a granel. Si no hemos podido hacerlo, en las tiendas a granel nos servirán los productos usualmente en bolsas de papel.

En la tienda, demos el bote al dependiente antes de llenarlo, para que marque la cantidad en la báscula (el peso del envase se descontará del peso del producto).

Llenaremos el bote con las cucharas o desde los recipientes con dispensadores del comercio.

Al volver a casa, si hemos comprado algo en una bolsa del comercio, tras vaciarla la podemos dejar ya en el carrito, a punto para reutilizarla en la próxima compra.

Al cocinar, en lugar de abrir dos paquetes de espaguetis tomamos un puñado de la caja donde guardamos cinco kilos. ¡Esto da mucho gusto!.