Las aspirinas demuestran resultados adversos

Estados Unidos, 23 de julio 2019.- Alrededor de millones de personas consumen aspirinas con la finalidad de prevenir ataques al corazón diversos investigadores recomiendan reconsiderar sus hábitos, reportaron el día de ayer investigadores de Harvard.

 Explican que las personas las cuales han sufrido de ataques al corazón o un episodio cardiovascular, así  como las personas que se les ha diagnosticado una enfermedad cardiaca, se les recomienda una dosis baja de aspirinas diarias.

Resaltando que las personas las cuales se encuentran saludables, podrían tener efectos adversos. Este año se publicaron lineamientos que descartan el uso habitual de aspirinas para muchos de los adultos mayores los cuales padecen de enfermedades del corazón, destacan que es solo para ciertas personas más jóvenes y por órdenes médicas.

Por lo menos 29 millones de personas en Estados Unidos de 40 años de edad han consumido en 2017 una aspirina al día a pesar de no padecer un mal cardiaco conocido, estudio realizado por investigadores de Harvard y el Centro Médico Beth Israel Deaconess indican que alrededor de 6.6 millones de esas personas lo hicieron sin tener la recomendación de un doctor.

Y la mitad de las personas de al menos 70 años, las cuales no padecen de algún mal cardiaco, es decir uno 10 millones, consumían una aspirina a diario como medida preventiva, reportaron los investigadores en Annals of Internal Medicine.

“A muchos pacientes les confunde esto”, expreso el doctor Colin O’Brien, residente de medicina interna en Beth Israel que encabezó el reporte.

Después de todo, los médicos exhortaron durante años a las personas a sacar provecho de las cualidades anticoagulantes de las aspirinas para reducir las posibilidades de un primer infarto. Pero el año pasado se publicaron tres nuevos estudios que cuestionaron esa premisa.

Se pusieron a prueba los efectos de las aspirinas en personas con riesgo bajo y moderado de sufrir un ataque cardiaco, se descubrió apenas beneficios marginales, especialmente entre las personas de edad más avanzada, sin embargo, los consumidores de aspirinas presentaron un incremento marcado en sangrado del tracto digestivo, entre otros efectos secundarios.

Cambio en los lineamientos de la American Heart Association y el American College of Cardiology

Las personas de más de 70 años que no padezcan males cardiacos o son más jóvenes pero con mayor riesgo de hemorragia deben cesar su consumo diario de aspirinas.

Expresaron que únicamente ciertas personas entre 40 y 70 años de edad las cuales no padecen ya una enfermedad cardiaca tienen un riesgo suficientemente alto para ameritar entre 75 y 100 miligramos de aspirinas a diario.

Hasta la fecha nada ha cambiado para para las personas sobrevivientes de infartos cardiacos, aún se les recomienda el consumo de aspirinas. Se recomienda consultar a su médico de cabecera antes de consumir este o cualquier tipo de medicamentos.