Japón.- Dos encuestas realizadas en días recientes mostraron que el 80% de los japoneses consultados opinan que los Juegos deben ser cancelados o pospuestos otra vez, incluso opinan que no deban realizarse ante un incremento de casos de COVID-19 en el país.

Yoshiro Mori mandó un mensaje de optimismo sobre si los Juegos podrán ponerse en marcha este 23 de julio, “La primavera siempre llega, siempre amanece tras una larga noche”, dijo Mori el martes. “Teniendo fe en ello, darle alegría y esperanza a mucha gente, vamos a intentarlo lo mejor posible hasta el final”.

Los organizadores y el Comité Olímpico Internacional se mantienen insistiendo que la cita de verano podrá realizarse durante la pandemia. Pero han brindado escasos detalles sobre sus planes, si acaso prometiendo que se sabrá algo más durante la primavera.

Se prevé que alrededor de 15.000 deportistas olímpicos y parolímpicos procedentes de 200 naciones y territorios ingresarán a Japón, junto a decenas de miles de oficiales, árbitros, jueces, administradores, invitados especiales, patrocinadores y personal de los medios.

Aunque tampoco se ha decidido si se permitirá la presencia de público o si los aficionados extranjeros podrán entrar al país. El optimismo de los organizadores fue puesto en tela de juicio por la declaración de emergencia en Tokio y regiones colindantes anunciada la semana pasada por el primer ministro Yoshihide Suga.

Japón ha controlado el virus relativamente bien, pero los casos han aumentado en las últimas semanas. La cifra de decesos atribuidas al COVID-19 se aproxima a 4.000. Japón tiene una población de 126 millones. “Tenemos que seguir adelante como se ha planificado. No hay otra manera de responder”, señaló Mori.


Compartir en whatsapp: