México no vive una crisis migratoria: Olga Sánchez Cordero

Ciudad de México a 12 de mayo 2019.- México vive una oleada enorme e inusitada de migrantes de todo el mundo que llegan para intentar cruzar a los Estados Unidos, pero no hay crisis por este motivo, porque el Gobierno Federal en lugar de estar preocupado se está ocupando de la situación, dijo la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

La ex ministra también reveló que sigue la corrupción en el Instituto Nacional de Migración, y eso se lo denunciaron empleadas, por eso la administración federal está limpiando de agentes que tienen vínculos con traficantes de personas.

Si bien las últimas caravanas migrantes se compusieron principalmente de centroamericanos, del continente americano están llegando a México con la intención de cruzar a Estados Unidos, ciudadanos de países como Cuba, Brasil, pero sobre todo venezolanos.

También México está recibiendo a migrantes que vienen de Medio Oriente, Europa, Asia y África.

La visa humanitaria, explicó la Secretaria de Gobernación, es para que los migrantes tengan un proceso de inclusión en el país que le está otorgando la visa, no es una visa de tránsito, ni un salvoconducto para llegar a otro país.

México está haciendo un registro de los migrantes que están entrando a México, para tener una migración ordenada y segura, “sin embargo todo el flujo migratorio que entra de forma irregular al país no lo tenemos registrado. Tenemos registrado a gran parte de las caravanas, y otro número importante de quienes están en el Parque Mesoamericano”.

Advirtió que el Gobierno Federal va a realizar una regularización y registro de migrantes, pero quienes no quieran hacerlo, tendrán que salir del país.

“Ni se va a tolerar que violen nuestras leyes, y menos aún, con algunos de ellos, que han sido muy agresivos con nuestros agentes migratorios, una de las chicas agente tuvo que ir al hospital porque le pegaron fuerte”, dijo.

Reconoció también que todavía hay arroces negros entre los funcionarios del Instituto Nacional de Migración, porque hay gente vinculada con traficantes de personas, y se está haciendo una limpia.