Militares jaloneando mujeres en una foto de AFP aviva las críticas: ¿a qué acuerdo llegamos con EU?

Fuerzas federales mexicanas, forman parte de la nueva estrategia federal para la contención del flujo migratorio, uno de los puntos centrales del acuerdo con Estados Unidos.

Ciudad de México a 24 de junio 2019.- En la frontera norte de México se han desplegado durante las últimas semanas miles de agentes de las fuerzas federales mexicanas, están Ciudad Juárez, en Chihuahua y en el Paso. Forman parte de la nueva estrategia federal para la contención del flujo migratorio, uno de los puntos centrales del acuerdo con Estados Unidos.

Sin embargo, el despliegue de las fuerzas federales del Estado mexicano no está exento de polémica, una fotografía muestra cómo México podría estar convirtiéndose en la policía migratoria de Donald Trump.

En las imágenes se ve a una familia migrante detenida por elementos de la Guardia Nacional, quienes, con la bandera de México bordada en el uniforme característico del Ejército mexicano, escoltan a un grupo de personas interceptadas antes de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

La imagen, de la agencia AFP, ha sido comentada por personalidades como el Ministro en retiro José Ramón Cossío y el periodista Jorge Ramos. La fotografía fue captada en el Río Bravo, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

El Ministro en retiro dijo, en su cuenta de Twitter, que México está ayudando a Estados Unidos en la “perversa tarea de impedir que los migrantes y los refugiados les soliciten asilo”.

Por su parte, el periodista Jorge Ramos dijo que así es como “México se está convirtiendo en la policía migratoria de Trump”.

Voces dentro y fuera de México, como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, han denunciado desde antes de la crisis actual que los migrantes son detenidos sin los estándares mínimos, a veces son extorsionados o no tienen un debido proceso. También han pedido que la detención sea algo excepcional y que se elimine por completo en el caso de niños y adolescentes. Esto no ha ocurrido y una niña guatemalteca murió en mayo en la estación migratoria de Ciudad de México en circunstancias todavía bajo investigación.