Padres de familia y niños desalojados del albergue del Hospital Infantil duermen en la calle

Paola Mendoza / Grupo Marmor

Morelia, Mich., 14 de noviembre de 2020.- Tres días y medio después del desalojo de padres de familia y menores internados en el Hospital Infantil “Eva Samano de López Mateos”, la Secretaría de Salud de Michoacán incumplió con lo prometido, manteniendo cerrado el albergue homónimo, sin posibilidad de quienes pernoctan a las afuera del mismo, ingresen aunque sea para realizar sus necesidades básicas de higiene personal.

Tal es el caso de Juanita López, madre de familia de un menor de seis años que, este sábado, fue dado de alta de su terapia semanal de quimioterapia; como una reacción secundaria, el pequeño debe ir al baño constantemente, aún con ello, quienes resguardan el inmueble tiene prohibido permitir el paso a aquellos que fueron desalojados el pasado miércoles 11 de noviembre.

“Cómo le ponen quimioterapia tiene que estar yendo cada rato al baño, aquí no tenemos baño, tenemos que estar pagando para ir a baños públicos, no me lo puedo llevar, yo les digo que sino no nos lo quiere regresar, que nada más nos habrán, que nos den permiso de lavarnos y entrar al baño, ya no pedimos otra cosa, si quieren el albergue, que se lo dejen”, denunció la madre de familia.

Alrededor de las 11 horas del pasado miércoles, trabajadores de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) evacuaron a quienes se alojaban en el albergue del Hospital Infantil “Eva Samano de López Mateos”, con la excusa de desinfectar y fumigar el espacio, en ese momento, se prometió que en 48 horas se les permitirá regresar a hacer eso de las instalaciones.

Acorde a los testimonios de un empleado de la Coepris, quien no se identificó ante medios de comunicación, el desalojo se realizó por instrucciones de la SSM.

“Es por su propio bien, no pueden estar respirando los químicos que se aplican, nosotros en cuanto se sanitice y pasen las 48 horas, que es por protocolo, ustedes pueden volver a regresar y ocupar los servicios, (…) una vez que pase esto pueden regresar, hacer uso de las lavadoras, todas sus cosas, ropa trastes; EL VIERNES YA SON 48 HORAS”, afirmó el empleado en cuestión en una nota de voz en poder de Grupo Marmor.

Cabe señalar que, la evacuación del edificio se llevó a cabo en resguardo de la Guardia Nacional y la Policía de Michoacán, como una estrategia para amedrentar a las personas que habitaban el albergue, acusaron quienes fueron expulsados del inmueble.

Al corte de esta redacción, 83 horas después del desalojo, los padres de familia y sus hijos enfermos continúan durmiendo afuera del albergue, debido a que, en su mayoría, deben regresar al hospital en los días venideros.


Compartir en whatsapp: