Roban una obra de Salvador Dalí en San francisco

San Francisco, 17 octubre 2019.- El robo se cometió en una galería de San Francisco; el ladrón se llevó ‘Jirafa ardiendo’, una obra surrealista pintada a mano en la década de 1960.

Un audaz ladrón se robó un aguafuerte de Salvador Dalí valuado en 20 mil dólares de una galería de San Francisco, y luego se fue caminando por la calle con la obra en la mano.

Rasjad Hopkins, un director de la galería, dijo que estaba trabajando solo y podría haberle dado la espalda a la entrada de la tienda, donde la pieza estaba en exhibición en un caballete frente a la ventana. “Él entró y salió en un instante.

Probablemente lo hizo en menos de un minuto”, afirmó Hopkins el lunes. La galería tiene una videocámara, pero no estaba encendida, agregó. Sin embargo, en tomas de vigilancia de otra tienda puede verse al hombre caminando por la calle Geary con la obra de arte en una mano, reporto la televisora KGO-TV.

Normalmente el aguafuerte estaba retenido con una cuerda, pero no lo estaba cuando fue robado, señaló Hopkins.

La obra habría estado retenida con un candado y un cable que no están y que el ladrón podría haber cortado, indicó KGO-TV. Pero Hopkins dijo dudarlo. Insinuó que el cable podría haber sido retirado un día antes para una presentación y no haber sido reemplazado. Aunque en ocasiones los ladrones de arte tienen clientes que pagan por ciertas piezas, “creo que fue un robo de oportunidad”, afirmó Hopkins.

La obra está asegurada, agregó. Estaba dentro de un grupo de unas 30 piezas en exhibición para la exposición de Dalí que realiza la galería.

Es relativamente rara, dijo Hopkins. “Yo diría que es una de las piezas más deseables de ese período”, agregó, e indicó que es bien conocida y también está numerada. Eso hace improbable que sea vendida en internet, le dijo Angela Kellett, otra directora, a KGO-TV.

Sin embargo, un video de otra tienda que se encontraba a un lado de la galería, logró captar el momento en el que el hombre y su cómplice (siempre hay alguien que sigue una mala idea) entran y salen de la escena en cuestión de segundos. De acuerdo a Kellet, esa obra era de las más importantes de la exposición. La pieza de 20 x 26 pulgadas, fue creada por Dalí entre 1966 y 1967. Hopkins también habló sobre el valor de la obra diciendo que “es una de las piezas más deseables del periodo“.

Afortunadamente, como no es la primera vez en la historia que alguien se lleva intencionalmente algo de mucho valor que no le pertenece, la obra estaba asegurada y la galería no va a pagar las consecuencias de este descuido.