Silvano Aureoles logra negociación que finalizará marchas de maestros en Michoacán

¡Finalmente sucedió! Se firmó el acuerdo por el cual más de 30 mil profesores de nivel básico recibirán su salario sin retrasos, ni pretextos, además, han quedado protegidos sus derechos laborales y, con ello, tendríamos la esperanza de que la educación de los alumnos nunca más sea interrumpida bajo argumentos de falta de pagos en sueldos y prestaciones.

Arturo Herrera Gutiérrez, Secretario de Hacienda y Crédito Público, Esteban Moctezuma Barragán, Secretario de Educación Pública y Silvano Aureoles Conejo, Gobernador del Estado de Michoacán dieron marcha atrás a la descentralización de los servicios educativos de nivel básico que, desde 1992, comenzó a comprometer las finanzas del erario michoacano para solventar los salarios de maestros cuyas nóminas quedaron a cargo de esta entidad.

Diversas y hasta inverosímiles fueron las razones que, haciendo el efecto bola de nieve, han mermado la salud financiera de nuestro Estado: la administración del exgobernador Lázaro Cárdenas Batel (2002-2008) ha sido señalada como el origen de la debacle financiera en Michoacán y es que el incremento en las plazas magisteriales fue una constante durante su mandato, ya ni hablar de cómo el sindicalismo disidente asumió, de manera tácita, el rumbo de la educación ejerciendo dominio sobre la estructura gubernamental.

Por cierto, hoy día, Cárdenas Batel, es el responsable de la elaboración de proyectos y asesoría a la Presidencia de la República para la toma de decisiones, es decir, es el coordinador de asesores de Andrés Manuel López Obrador. Relacione usted ese pasado con este presente.

Con Leonel Godoy Rangel (2008-20012) nada mejoró: lastimosamente la CNTE permaneció al frente en aquel descarado ejercicio de control sobreentendido del sistema educativo en la entidad. Y para colmo de males, se aceptaron minutas que luego se materializaron en bonos sin reparar en el gravísimo impacto que tendrían sobre las finanzas públicas.

Ciertamente las administraciones de Cárdenas Batel y Vallejo Figueroa (quién compartió el periodo con Jesús Reyna García y Salvador Jara Guerrero entre 2012 y 2015) aportaron con minutas a esa problemática, sin embargo, el periodo de Godoy Rangel se caracterizó por ceder a los caprichos sindicales.

¿Qué obtuvieron? Bonos por estímulo a la superación educativa, a la labor de apoyo y asistencia, a la economía familiar, por ajuste al calendario, a la despensa y el navideño, entre otros, aunados al sueldo correspondiente.

A estas alturas el Gobierno del Estado de Michoacán se quedó endeudado con acreedores y proveedores, se hablaba de más de 25 mil millones de pesos. Para este último periodo, el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, era visto como un admirado aliado que ayudaba a combatir las precarias finanzas estatales.

A principios de diciembre del 2018, sin nada qué perder (porque, literalmente, ya no había ni para pagar) y mucho qué ganar, Silvano Aureoles anunció que el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (el que se firmó en 1992) ya no convenía a los intereses del Estado, así que señaló al gobierno federal como responsable del pago de salarios y prestaciones a los maestros.

En aquel momento manifestó que enviaría solicitudes de audiencia a funcionarios federales y al propio Presidente hasta que fuera atendido y el milagro sucedió.

¡Llegó un histórico final!

luego de una esperada salida impostergable de este laberinto que sumía a nuestro Estado en un escenario financiero desolador: un nuevo acuerdo educativo con el que finalizan 30 años de incertidumbre, golpeteos, inestabilidad, marchas, pintas, cierres de calles, tomas de vías férreas que han representado para Michoacán pérdidas económicas irreparables.

Con este nuevo acuerdo asumimos que la CNTE ha sido atendida en una de sus más sensibles exigencias: pago puntual de salarios y prestaciones. De tal modo que, se ha fijado el mes de mayo de este año como el último mes para regularizar los pagos pendientes hasta 2019,  en tanto que, a partir de 2020 y fundamentados en la nueva resolución lograda por el Gobierno de Aureoles Conejo, los maestros ya no tendrán por qué salir a las calles a manifestarse puesto que todo lo contemplado y amparado en el marco de la legalidad les ha sido reconocido y garantizado.

¿Hasta nunca marchas de la CNTE?

Compartir en whatsapp: