Solo una sonrisa es suficiente para pagar tu cuenta en China

China, 05 septiembre 2019.- China ya está muy avanzada en los pagos con teléfono móvil, pero el reconocimiento facial, desplegado a nivel nacional, ha dejado atrás a otros sistemas como los códigos QR.

En China los consumidores ya no necesitan tarjeta de crédito para pagar sus compras, ni siquiera un teléfono móvil: les basta con escanear su rostro, una tecnología que triunfa en el gigante asiático.

Para pagar en un comercio, los consumidores tienen que suministrar una fotografía de su cara a su cuenta bancaria o a un sistema de pago móvil. Una vez en la tienda solamente tienen que presentarse ante un escáner especial.

Esta tecnología ya se usa en China para comer en los restaurantes de comida rápida, para encontrar a fugitivos, localizar a personas que cruzan la calle fuera de los pasos de peatones o para desbloquear un ordenador.

Alipay, el líder chino del pago móvil, lidera este mercado con máquinas instaladas en cien ciudades del país.

La empresa ve un enorme potencial de crecimiento y prevé invertir en tres años unos tres mil millones de yuanes (380 millones de euros) para mejorar su tecnología, llamada “Smile-to-Pay” (“Sonría para pagar”).