Trump asegura que ataque a familia LeBarón demuestra necesidad de muro fronterizo

EU, a 7 de noviembre de 2019.- A unos días del ataque que dejó nueve muertos de la familia LeBarón, entre ellos seis niños, en los límites de Sonora y Chihuahua, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, argumentó este miércoles que la masacre de los integrantes de la comunidad mormona demuestra que él tiene razón en la necesidad de construir un muro en la frontera común.

“Cuando ves lo que está pasando del otro lado de la frontera, la gente está empezando a decir ‘quizá él tiene razón sobre el muro, quizá tiene razón sobre la necesidad de tener una frontera muy fuerte'”, dijo Trump durante un discurso en la Casa Blanca sobre temas judiciales.

“El otro bando (los demócratas) quiere fronteras abiertas que traen una criminalidad enorme, y mucha gente me ha dicho eso en el último par de días, que han empezado a entender el tema de la frontera”, añadió el mandatario.

Trump hacía así una referencia velada al asesinato de este lunes de nueve personas, entre ellas seis niños, de doble nacionalidad estadunidense y mexicana en una carretera en Sonora que hace frontera con Estados Unidos y también con el estado de Chihuahua.

Tras conocer la agresión, el martes Trump ofreció su ayuda militar a México para iniciar una “guerra” contra los cárteles. El presidente Andrés Manuel López Obrador respondió apelando a la “soberanía” nacional, si bien agradeció cualquier cooperación que pudiera producirse “en el marco de la legalidad internacional vigente y de acuerdos bilaterales”.

Las autoridades mexicanas informaron este miércoles que fue el cártel de La Línea quien supuestamente perpetró la agresión de los mormones y que ese suceso estaría conectado con un choque armado con sus rivales de la organización criminal Los Salazar en el que se reportaron detonaciones de armas de fuego y vehículos incendiados.

La promesa electoral de Trump de construir un muro en la frontera con México ha generado tensiones en la relación bilateral en los últimos dos años, sobre todo debido a la insistencia del mandatario estadunidense de que el país vecino debía asumir la factura del proyecto.

Después de más de un año de avanzar en el proyecto de Trump solo mediante la renovación de vallas ya existentes en la zona limítrofe, EU comenzó en octubre a construir un primer tramo de nuevo muro en la región del valle del Río Grande en Texas, según indicó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) a la cadena CNN.