Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó hoy la firma entre el gobierno federal y los representantes del consorcio encabezado por la empresa francesa Alstom y la canadiense Bombardier, sobre el contrato de adquisición de 42 trenes para el Tren Maya, para lo cual se invertirán 36 mil millones de pesos.

Durante la conferencia de prensa matutina, Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), explicó que los trenes se construirán en la planta de estas empresas en Ciudad Sahagún, Hidalgo.

Apuntó que el gobierno había pedido un mínimo de 65 por ciento de grado de integración, pero el consorcio ganador ofreció más del 72 por ciento de integración. También plantearon tiempos de entrega más cortos.

El jefe del Ejecutivo Federal mencionó que se requiere los trenes para 2023, ya que a finales de ese año se prevé que inicie operaciones el tren.

Tras signar el documento, el mandatario reiteró que el proyecto de este nuevo medio de transporte no afectará al medio ambiente de la región del sureste, ya que el nuevo tren recorrerá la antigua vía que se construyó a mediados del año pasado, en tanto que otro tramo seguirá por el derecho de vía de la carretera, además de 40 kilómetros de tramo elevado.

“Pero hay que seguirlo diciendo, porque se manipula mucho y son muy mentirosos los conservadores. Entonces hay que estar hablando, informando, porque ya ven las campañas, luego seudo ambientalistas y hasta son financiados por gobierno extranjeros que se oponen”, señaló.

 Insistió que el próximo año habrá una consulta para revocación de mandato, y “si la ciencia, el creador y el pueblo lo decide”, él seguirá en el mando hasta septiembre de 2024, cuando ya esté en operaciones el tren.

Maite Ramos Gómez, directora general de Alstom México y representante legal de Bombardier Transportation México, agradeció la confianza del gobierno para la construcción de los primeros 42 trenes, y detalló que a partir de este momento están iniciando las actividades en su planta en Hidalgo para ello.

“El diseño de los trenes es único en su tipo, naturalmente es un tren para México, hecho en México”, explicó. Los trenes, dijo, tiene como elemento principal de referencia el jaguar.

Tendrán tres diseños distintos, para carga, pasajeros de la región y turismo, que ofrecerán tecnología y comodidad. Su construcción generará cuatro mil empleos directos y casi siete mil indirectos. Para alcanzar el 72 por ciento de componentes nacionales, dijo que las pequeñas y medianas empresas serán cruciales.

A la firma del contrato acudió también el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y los embajadores en México de Francia y Canadá.


Compartir en whatsapp: