Día Nacional de las Personas Sordas; protección y estrategias para la discapacidad auditiva

Monserrat Hernández/Grupo Marmor

Con la finalidad de que las personas sordas visibilicen su realidad ante el mundo, e igualmente, expresen sus demandas en cuestión de derechos y pongan de relieve la riqueza de la cultura sorda, cada 28 de noviembre se conmemora el Día Nacional de las Personas Sordas.

Dicha conmemoración surge a raíz de la fundación de la primera Escuela Nacional de Sordomudos en México por decreto del Presidente Benito Juárez, en 1867.

La pérdida de audición puede deberse a varias causas como las genéticas, complicaciones en el parto, ciertas enfermedades infecciosas, otitis crónicas, exposición a sonidos fuertes, uso de medicamentos ototóxicos y envejecimiento.

De hecho, de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a nivel mundial, mil 500 millones de personas viven con algún grado de pérdida de audición, de las cuales unos 430 millones necesitan servicios de rehabilitación.

En el caso de México, información proporcionada por el portal digital del Gobierno Federal, en el año 2021, aproximadamente 2.3 millones de personas padecían discapacidad auditiva, de las cuales más del 50 por ciento eran mayores de 60 años; poco más de 34 por ciento tenían entre 30 y 59 años, mientras que cerca del 2 por ciento lo ocupaba la población infantil.

La OMS prevé que para 2050 haya casi dos mil 500 millones de personas con algún grado de pérdida de audición y que al menos 700 millones requieran rehabilitación.
Debido a prácticas de audición poco seguras, más de mil millones de jóvenes adultos corren el riesgo de sufrir una pérdida de audición evitable y permanente.