AstraZeneca admite que su vacuna contra Covid-19 puede provocar trombosis como efecto secundario

El laboratorio AstraZeneca ha reconocido en documentos judiciales la posibilidad muy inusual de que su vacuna contra el covid-19 pueda ocasionar trombosis, según informó el diario británico The Telegraph.

Algunas personas que recibieron esta vacuna han iniciado acciones legales contra la compañía farmacéutica y su vacuna, desarrollada en colaboración con la Universidad de Oxford en el Reino Unido, argumentando que podría haber provocado muerte y lesiones graves en varios casos.

El primer caso conocido fue el de Jamie Scott, padre de dos hijos, quien sufrió una lesión cerebral permanente después de desarrollar un coágulo de sangre y una hemorragia en el cerebro tras recibir la vacuna en abril de 2021, según reporta The Telegraph.

Aunque AstraZeneca ha negado las demandas, admitió en documentos legales presentados ante el Tribunal Superior en febrero que su vacuna contra el Covid-19 “puede, en casos muy raros, causar STT”, el síndrome de trombosis con trombocitopenia, que conlleva la formación de coágulos sanguíneos y un bajo recuento de plaquetas.

Hasta el momento, se han registrado 51 demandas ante el Tribunal Supremo británico, donde las víctimas y sus familiares buscan una compensación por daños y perjuicios estimada en 100 millones de libras esterlinas.

Según The Telegraph, la admisión de este efecto adverso poco común por parte de la farmacéutica podría conducir a pagos si se demuestra que la vacuna fue la causa de la enfermedad de los demandantes.