Las intensas lluvias registradas la tarde-noche del lunes en Hidalgo ocasionaron el desborde de los ríos Tula y Rosas.

Por el exceso del río Tula las calles de la ciudad de Tula de Allende registraron inundaciones que, en algunos casos, sobre pasaron los dos metros de altura.

El Hospital General de Zona Número 5 del IMSS resultó gravemente afectado, con el agua alcanzando a la altura de las rodillas.

Debido a la inundación varios pacientes tuvieron que ser trasportados a otros hospitales.

Seis de los pacientes fueron por el corte de energía a consecuencia de la inundación que invadió el suministro de oxígeno.

Otros cuatro pacientes murieron en el área de Urgencias.

Médicos del IMSS de Tula, que se encuentra a pocos metros del cauce del río Tula, solicitaron ayuda para proveer de tanques de oxígeno, medicamentos, agua y fórmulas para bebés.