Por semana, hasta 4 asaltos en transporte público en Morelia

Javier Velázquez/ Grupo Marmor

De 3 a 4 asaltos en transporte público se registran en la semana en Morelia, generando un problema tanto para los propios transportistas y ciudadanos, por lo que el dirigente de la Comisión Reguladora del Transporte (CRT) José Trinidad Martínez Pasalagua hizo un llamado al gobierno estatal y municipal para generar mayores estrategias de seguridad.

Y es que de acuerdo a Martínez Pasalagua, colonias como Villas del Real, Gerturfis Sánchez y Niños Héroes son las de mayor incidencia, generando que muchas de las rutas que transitan por estos lugares, ya no quieren pasar a cierta hora del día, por lo que reiteró el llamado para que se atienda de manera puntual la problemática que indicó, ha costado la vida de algunos choferes.

Reiteró que el trabajo que estarán buscando es precisamente con la Secretaría de Seguridad en Michoacán, toda vez que expresó hasta el momento, la Policía Municipal no ha mantenido un diálogo directo con los transportistas, por lo que no buscarán un acercamiento con éstos.

Comentó que pese a que se tiene este número de asaltos en la capital michoacana, lamentablemente la estadística puede ser mayor, sin embargo, muchos de los transportistas no denuncian, ya que muchas veces se llevan credenciales y tarjetas de circulación, por lo que temen que se pueda tener algún tipo de represalia en contra de los mismos.

Indicó que lamentablemente, no sólo en la capital michoacana se ha presentado esta problemática, ya que aceptó que en el municipio de Uruapan y Zamora, está problemática ha ido en aumento y ha generado una situación de riesgo para los habitantes de dicha zona, ya que no eran tan común que se diera este tipo de situaciones.

Cabe mencionar que Martínez Pasalagua había señalado que aunque existen diversos modus operandi para asaltar las unidades y a los morelianos, el más común es que se suben de 2 a 3 personas y en las periferias de las colonias antes mencionadas, generan el robo; además indicó que en algunos casos solamente se sube una persona con un arma de fuego para someter a todos los que viajan en la combi o camión.