“El Travieso” mostró 10 mil dólares en tienda que lo menosprecio

Jorge Travieso Arce tiene muchas anécdotas de su época como boxeador profesional, las cuales se ha dedicado a contar durante esta pandemia, la última fue en el podcast de Un Round Más de Erik Terrible Morales, en la que recordó el día que fue menospreciado en una tienda de marca en Las Vegas, por que lo vieron “muy jodido”.

El ex boxeador mexicano platicó toda la historia, la cual inicia con el tema de cómo le ‘robó’ 10 mil dólares a su entonces representante Fernando Beltrán cuando iba a un evento tras ser campeón mundial tras vencer a Yo-Sam Chou en Seúl, Corea del Sur.

¿Cómo le robó 10 mil dólares a su representante?

El Travieso Arce fue invitado a Las Vegas a una cena donde estaban los campeones mundiales, Fernando Beltrán y José Sulaiman, por lo que su representante le pidió a Guillermo Brito, quien se encargaba de todo, que le diera 10 mil dólares para que se los llevara a la Convención del CMB, pero que además le diera dinero para que se comprara un traje para ir al evento. Sin embargo, Brito malentendió lo dicho por Beltrán, pues le dijo a Jorge que le daba 10 mil dólares para que se comprara un esmoquin y que el dinero que le sobrara se lo diera a Fernando.

“Brito se confundió, cuando me dio el dinero me dijo: ‘Oye Dientón, me dijo Beltrán que te diera 10 mil dólares, que te compres un traje y lo que te sobre se lo des a él. Pero no sobró nada”, dijo entre risas. “El vato me vio muy jodido”

Cuando el Travieso Arce llegó a Las Vegas fue al Caesars Palace, “entró a una tienda y dije: ‘¡vístame!’, en una tienda muy cara, muy buena, de marca”, pero una persona de las que atendía “me vio muy jodido”, porque venía golpeado de la cara e inflamado tras su pelea. “El vato me vio muy jodido y me dijo: ‘oye, pero esta tienda es cara, pero ¿tú traes dinero?, ¿traes plata? Porque esta tienda es muy cara’; pinche güey, no sabe quién soy, me acabo de coronar campeón mundial.

Saqué los 10 mil dólares, puros billetes de a 100 y le dije: ‘¿me alcanza?'”. Tras ello, el argentino que lo atendía rápidamente le trajo un traje Bernini “carísimo”, unos zapatos Ferragamo, una corbata Brioni: “me vestí como dandy, muy chingón”.

Cuando llegó a la Convención estaba hablando el ya fallecido José Sulaiman, y se fue a sentar a la mesa de Mauricio Sulaiman, Erik Morales y Fernando Beltrán, donde este último le aconsejó que no despilfarrara su dinero en ropa de marca; fue ahí cuando le dijo que ese dinero no era suyo sino de él.

“Se me acerca Beltrán y me dice al oído: ‘Oye güey, no empieces a gastar tu dinero en ropa fina, algún día vas a ganar mucho dinero, pero ahorita no es momento’, y le digo ‘no es mío, es tuyo'”. De inmediato su representante le pidió que le diera sus 10 mil dólares que le había pedido a Brito y el Travieso Arce le explicó lo que había sucedido con ese dinero.