Rusia.- Se ha registrado un alto número de contagios y muertes por COVID-19 en varias zonas del país y en la capital de Rusia, además, se suma el hecho de que la tasa de vacunación a la población sigue siendo muy baja. Debido a la gravedad de la situación, se establecieron medidas para controlar el aumento de casos.

“La situación en Moscú también continúa desarrollándose según el peor de los escenarios. En los próximos días alcanzaremos picos históricos en la incidencia de covid-19”, declaró el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin.

-Se cerrarán la mayoría de empresas y organizaciones de la ciudad, entre el 28 de octubre y el 7 de noviembre. También se suspenderán tiendas no esenciales y restaurantes.

-Los teatros y museos funcionarán con el 70% de su capacidad. Las personas deberán estar vacunadas y usar mascarillas.

-En las escuelas se tomarán las clases a distancia.

-Se prohibirán los eventos multitudinarios.

-Y resultarán más afectadas las actividades relacionadas con el entretenimiento.