Rusia.- Las autoridades rusas han abierto una carpeta de investigación por la muerte de 18 personas tras haber ingerido alcohol adulterado, en la ciudad de Ekaterimburgo, Rusia.

De acuerdo con el comité de investigación, en las últimas dos semanas hubo gente en la ciudad vendiendo alcohol etílico tóxico y peligroso para la salud. Hasta el momento, el comité declaró que han arrestado a dos personas y siguen en busca de más que estuvieran implicadas en la producción y venta del alcohol.

Además, iniciaron otra investigación sobre “venta de productos que no se ajustan a los estándares y que han provocado muerte por negligencia”, un crimen que se condena hasta con 10 años de cárcel.